Es más segura

*  4 de cada 10 comprobantes fiscales que recibimos, no tienen validez sin nosotros saberlo.

*  Esta estadística ha obligado a muchos países a adoptar la Facturación Electrónica desde hace años.

*  La factura electrónica garantiza autenticidad e integridad gracias al uso de firmas electrónicas.

*  Trazabilidad: Es posible identificar fácilmente el estado (quién y cuándo) en que se encuentra el documento digital – emisión, modificación,  recepción, aceptación, rechazo y el motivo de rechazo.

*  Eliminación del riesgo de pérdida de documentos que soportan nuestras transacciones, como sucede con los documentos físicos.

*  Es más eficiente la gestión documental, ya que tendremos carpetas digitales, en lugar de carpetas físicas.